18.3 C
Madrid
martes, mayo 21, 2024

¿Por qué Palestina seguirá sin ser miembro de la ONU y por qué Sánchez se queda (casi) solo al defender Estado propio?

Debe leer

El reconocimiento de Palestina como un estado propio no termina de cuajar. Se diría que esta ha sido una semana aciaga para este propósito. Al fracaso de los intentos del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, por recabar el apoyo de los países europeos a su propuesta, no escondida, de reconocer el estado de Palestina se suma la decisión adoptada este jueves por el Consejo de Seguridad de la ONU de no recomendar que Palestina sea miembro pleno. El veto de EEUU fue decisivo.

La propuesta, presentada por Argelia, recibió 12 votos a favor, Estados Unidos emitió un voto negativo y Suiza y el Reino Unido se abstuvieron. Una resolución del Consejo requiere al menos nueve votos a favor y ningún veto de sus cinco miembros permanentes (China, Francia, la Federación de Rusia, el Reino Unido y los Estados Unidos) para ser aprobada. El proyecto argelino fracasó debido al voto negativo de un miembro permanente.

De ser adoptado, el borrador habría hecho que el Consejo de 15 miembros recomendara a la Asamblea General de 193 miembros que “el Estado de Palestina fuera admitido como miembro de las Naciones Unidas”.

En 2011, Palestina presentó una solicitud para convertirse en Estado miembro de pleno derecho de la ONU. Aunque esa aspiración no se materializó, obtuvo la condición de Estado observador no miembro en noviembre de 2012 mediante una votación de la Asamblea de 138 votos a favor y nueve en contra (Canadá, Estados Federados de Micronesia, Israel, Islas Marshall, Nauru, República Checa, Panamá, Palau, Estados Unidos), con 41 abstenciones.

Una solicitud de admisión como miembro de la ONU debe ser aprobada por el Consejo antes de ser enviada a la Asamblea, donde el asunto requiere al menos dos tercios del apoyo para ser aprobado.

Introducción del proyecto de resolución

Al presentar el proyecto de resolución, el representante de Argelia dijo que lo hacía en nombre de su Gobierno, el Grupo Árabe, la Organización de Cooperación Islámica, el Movimiento de los Países No Alineados e innumerables países amantes de la paz, e instó a los miembros del Consejo a votar por el texto y por el bien de los palestinos. «Es lo mínimo que podemos hacer para honrar las deudas que tenemos con su pueblo», afirmó.

Palestina cumple con los criterios de membresía definidos en la Carta de las Naciones Unidas. «Es hora de que Palestina ocupe el lugar que le corresponde entre la comunidad de naciones», declaró, y añadió: «La paz vendrá de la inclusión de Palestina, no de su exclusión». No hacerlo es una negación de las responsabilidades del Consejo, un error imperdonable y una licencia para continuar con la injusticia y la impunidad.

El representante de la Federación de Rusia se preguntó si “merecen los palestinos ser parte de la familia global”. Si bien la mayor parte de la comunidad internacional ha respondido afirmativamente, Estados Unidos cree de otra manera, señaló, es decir, que los palestinos “no merecen tener su propio Estado”.

Para Rusia, el veto de Estados Unidos «es un intento desesperado de detener el curso inevitable de la historia», subrayó, añadiendo que los resultados de la votación «hablan por sí solos». Por ello, pidió a Estados Unidos «escuchar la voz de la razón», considerar las consecuencias de su decisión y sumarse a los esfuerzos de otros miembros del Consejo para establecer un alto el fuego inmediato en Gaza.

Por su parte, el representante de Estados Unidos expresó su apoyo a un Estado palestino dentro de un acuerdo de paz integral. Sólo se puede lograr una paz sostenible mediante una solución de dos Estados con la seguridad de Israel garantizada. Su país ha dejado claro desde hace tiempo que las “acciones prematuras” en la ONU, incluso con las mejores intenciones, no lograrán la creación de un Estado para el pueblo palestino.

Estados Unidos votó en contra del borrador porque no hubo unanimidad entre los miembros del Comité de Admisiones sobre si el solicitante cumplía con los criterios de membresía descritos en el Artículo IV de la Carta de la ONU. Dijo que Estados Unidos ha pedido durante mucho tiempo al solicitante que emprenda reformas para ayudar a establecer los atributos de preparación para la estadidad. Subrayó que esta votación no refleja una oposición al Estado palestino, sino un reconocimiento de que sólo surgirá de negociaciones directas entre las partes.

Francia dijo que ha llegado el momento de lograr una solución política integral del conflicto palestino-israelí basada en una solución de dos Estados. Francia apoyó el borrador ya que la admisión de Palestina como miembro pleno de la ONU podría facilitar la implementación de dicha solución y fortalecer a la Autoridad Palestina.

Reino Unido señaló que su país está comprometido con una solución de dos Estados, pero matizó que el reconocimiento de un Estado palestino no debería estar al comienzo del proceso, pero tampoco es necesario que esté al final del mismo, afirmó. Pidió que primero se solucione la crisis en Gaza y señaló que Gaza debe ser parte de un futuro Estado palestino. Pero, recordó, Hamás todavía controla algunas partes del territorio y los rehenes israelíes siguen en cautiverio, subrayó, afirmando que esto demuestra que el proceso aún está en sus comienzos.

Garantizar que Hamás ya no esté a cargo de Gaza y eliminar su capacidad de atacar a Israel son pasos inevitables en el camino hacia la paz, al igual que apoyar las reformas del Gobierno palestino. Su país se abstuvo porque se debe seguir centrándose en hacer llegar ayuda y sacar a los rehenes, y luego avanzar hacia un alto el fuego sostenible sin volver a los combates.

El representante de China dijo que “hoy es un día triste·”. Debido al veto de Estados Unidos, la solicitud de Palestina de ser miembro pleno de la ONU ha sido rechazada. Juzgó como “inaceptable” que algunos países cuestionen la elegibilidad de Palestina para ser miembro. Algunos países hacen de las negociaciones directas entre Palestina e Israel “un requisito previo”, alegando que la membresía de Palestina en la ONU sólo puede ser el resultado de negociaciones. “Esto es poner el carro delante del caballo”, aseveró.

En respuesta a todos, el Observador Permanente del Estado de Palestina subrayó: “Nuestro derecho a la autodeterminación nunca ha sido objeto de regateo o negociación”. Es inalienable y eterno, y no está sujeto a manipulación, dominación o condiciones. “Especialmente no por Israel: la Potencia ocupante, la potencia de limpieza étnica, la potencia colonial”, subrayó, a pesar de su determinación de desalojar a los palestinos de su patria, eliminar su identidad, desarraigar su civilización y asediar su futuro. Subrayó que los palestinos “no desapareceremos”.

El representante de Israel agradeció a Estados Unidos, en particular al presidente Joseph Biden, por defender “la verdad y la moralidad frente a la hipocresía y la política”. Calificando el proyecto de resolución destructivo, dijo que la Autoridad Palestina no cumple con los criterios básicos, no tiene autoridad sobre su territorio y apoya el terrorismo.

Cuestionó cómo se puede decir que los palestinos son amantes de la paz cuando pagan a terroristas para que masacren a israelíes. “Ninguno de sus líderes condena el terrorismo ni la masacre del 7 de octubre. Llaman a Hamás sus hermanos”, añadió, “y no reconocen el derecho de Israel a existir como Estado judío.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad

spot_img

Últimas Noticias