18.3 C
Madrid
martes, mayo 21, 2024

Alemania se abre al regreso del servicio militar obligatorio ante una eventual guerra abierta

Debe leer

La “agresión” de Rusia, como la llama el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius, no solo tiene consecuencias directas sobre suelo ucraniano, las más graves, sin duda, también sobre el resto de países que apoyan a Zelenski en su defensa del territorio que pretende anexionarse por la fuerza el régimen de Vladimir Putin.

Esta semana, Alemania ha dado un paso adelante en lo que se conoce como Bundeswehr, la defensa alemana. Para empezar, un nuevo decreto reordena el marco de relaciones entre la defensa y los ciudadanos, de modo que no descarta un eventual regreso del servicio militar obligatorio.

El Decreto de Osnabrück, suscrito el pasado 30 de abril, sustituye de un plumazo al anterior decreto de 2012, que reflejaba el papel de la Bundeswehr como ejército en acción. Sin embargo, apunta el Gobierno alemán, aquel decreto “ya no hacía justicia a las realidades de la política de seguridad desde la guerra de agresión de la Federación Rusa contra Ucrania, que violó el derecho internacional, y las decisiones estructurales resultantes”.

Por lo tanto, el nuevo decreto nace con el objetivo de alinear la división superior con la Bundeswehr de principios de siglo, que se centra en la defensa nacional y de alianza contemporánea.

Después del Decreto Blankenese del 21 de marzo de 1970, el Decreto de Berlín del 21 de enero de 2005 y el Decreto de Dresde del 21 de marzo de 2012, el Decreto de Osnabrück del 30 de abril de 2024 es el cuarto decreto que regula las relaciones entre los dirigentes militares y civiles, y el primero que no descarta una mayor implicación de la sociedad civil en la defensa de su país.

El nuevo decreto establece la atención consecuente a la misión central de las fuerzas armadas de defensa nacional y de alianzas y los principios expresados ​​en la reestructuración de la Bundeswehr anunciada el 4 de abril de 2024, vinculante para todo el sector empresarial. También regula las responsabilidades en el Ministerio de Defensa y en la gestión del área subordinada reestructurada, incluidas las relaciones de cooperación entre los actores.

Por primera vez se refiere también al caso de defensa, centra las áreas organizativas civiles en su papel de apoyo a la misión de defensa de las fuerzas armadas y promueve la coordinación entre las áreas organizativas civiles y las fuerzas armadas.

Una Alemania «preparada para la guerra»

El ministro Federal de Defensa, Boris Pistorius, explica que, con los cambios estructurales decididos a principios de abril, el nuevo decreto representa un “alejamiento del pensamiento contingente de los últimos años”, que caracterizó el Decreto de Dresde, que está en vigor desde marzo de 2012.

Para alinear a la Bundeswehr con una “preparada para la guerra” en el cambio de tiempos, la defensa alemana considera importante “determinar fundamentalmente las responsabilidades, los poderes de toma de decisiones y la interacción de todos los niveles”.

Los nuevos principios definidos para esto reflejan los cambios estructurales que se han implementado e iniciado y describen una imagen de una clara separación entre los niveles estratégico, operativo y táctico. Además de la primera dirección militar uniforme a nivel operativo, el Decreto de Osnabrück define, entre otras cosas, responsabilidades fijas del inspector general adjunto, las nuevas tareas del mando operativo, así como las ramas de las fuerzas armadas y responde a las preguntas de seguimiento que surgen de los cambios estructurales en las fuerzas armadas.

En este contexto, la administración Bundeswehr también recibe el mandato expreso de centrarse en sus tareas relacionadas con el cumplimiento de la misión de defensa por parte de las fuerzas armadas y, entre otras cosas, de “garantizar que las fuerzas armadas puedan crecer”.

El ministro Pistorius enfatiza que “el cambio en la situación de amenazas en Europa no deja dudas de que debemos centrarnos en nuestra misión principal: la defensa nacional y de alianza”.

A este nuevo contexto responde la nueva reestructuración de la Bundeswehr (defensa nacional) para que esté en una “posición óptima” en caso de una defensa. “Necesitamos una Bundeswehr que sea capaz de actuar y reaccionar rápidamente con una estructura de liderazgo y mando clara”, asevera el ministro, para quien, con el Decreto de Osnabrück, “afrontamos estos nuevos desafíos. Es la base formal necesaria para nuestra nueva estructura Bundeswehr”.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad

spot_img

Últimas Noticias