19.7 C
Madrid
domingo, abril 14, 2024

La noche en la que el crimen organizado puso en riesgo el Estado de Ecuador

Debe leer

La vivida el 9 de enero fue como la ‘noche de los cristales rotos’, una jornada que pasará a la historia de un país, Ecuador, sumido en un grave problema de delincuencia, alentada por los narcos y embebida en una crisis económica que afecta a las poblaciones que menos tienen que perder, empezando por la juventud.

Con todo, el Estado respondió, no sin víctimas, pero al menos, gracias a la rápida y eficaz intervención de la Policía, puso freno, precisamente, a un desenfreno inesperado, tanto que incluyó el rapto de un canal de televisión, cuyos espectadores pudieron vivir en primera persona una noche para no olvidar, como si se trata de reality show.

Fue en la ciudad de Guayaquil, donde la Policía Nacional realizó varias intervenciones policiales tras el atentado en las instalaciones del canal TC Televisión. Como resultado logró la captura de 13 presuntos integrantes del Grupo de Delincuencia Organizada “Los Tiguerones”, quienes habían ingresado encapuchados y portando armas de fuego al estudio del canal televisivo, amedrentando a los trabajadores del set, evento que fue transmitido en vivo.

Unidades tácticas actuaron de manera inmediata, rodearon el sitio e ingresaron a las instalaciones del canal. Lo atacantes, sabedores de la presencia policial, tomaron de rehenes a los periodistas, con el fin de impedir el ingreso de aquellos. No obstante, los servidores policiales lograron controlar la situación de riesgo y evacuaron a las personas que se encontraban en el lugar.

Estado de Excepción

En este contexto, el presidente de la república Daniel Noboa, emitió el Decreto Ejecutivo 111, reconociendo la existencia de un conflicto armado interno y declaró a 22 grupos del crimen organizado transnacional como organizaciones terroristas y actores no estatales beligerantes. Además, dispuso “reconocer la existencia de un conflicto interno armado” y lo sumó como una causal para el decreto 110 en el que declaró el estado de excepción y toque de queda.

 

César Augusto Correa Zapata, comandante general de la Policía Nacional, señaló que, durante el operativo policial se actuó con firmeza con quienes atemorizaron y causaron zozobra en el canal de televisión. Resultado de la intervención fue el arresto de 13 personas, y se decomisaron 4 armas de fuego, 2 granadas, material explosivo y 2 vehículos en los que se movilizaban los “antisociales”, como los define la policía.

Los aprehendidos, junto a los indicios encontrados, fueron puestos a órdenes de la justica, a fin de que sean relacionados como actos de terrorismo.

 

Ese mismo día, en el marco del Estado de Excepción, a fin de contribuir a la seguridad de la comunidad, la Policía Nacional del Ecuador realizó varias operaciones denominadas “Contra golpe”, que dejó como resultado 12 personas detenidas, quienes habrían estado involucradas en los últimos hechos violentos en la provincia. Además, un policía fue herido con arma de fuego durante un enfrentamiento, si bien se encuentra estable en un centro hospitalario.

Las acciones policiales se desarrollaron después de realizar varios trabajos de investigación, que permitieron localizar inmuebles donde se ubicaban presuntos infractores de la ley. En el sector de Codesa fueron arrestados dos presuntos implicados en el intento de incineración de un bus. En el Barrio Chone fueron aprehendidos cuatro personas, por portar armas. Durante el registro de la vivienda se encontraron 5 armas de fuego de diferente calibre y más de 300 municiones. De acuerdo con las declaraciones emitidas por el comandante de la Zona 1, coronel Norman Cano Cabrera, los detenidos presuntamente pertenecían a un grupo delictivo. Así también, se capturó a tres personas, quienes se habrían fugado del centro penitenciario de Esmeraldas, uno de ellos falleció.

Por otro lado, en Atacames, los uniformados aprehendieron a tres individuos, quienes tenían en su poder 15 bombas molotov y una motocicleta robada. Cabe indicar que los aprehendidos serían los causantes de las detonaciones registradas en diferentes sectores del cantón Atacames y Esmeraldas.

 

Esa misma jornada, ya con el apoyo de las Fuerzas Armadas, la Policía ejecutó un operativo, en el cantón Machala, provincia de El Oro, que permitió la liberación de tres agentes policiales y el arresto de 8 personas, presuntas implicados en el secuestro. Los servidores policiales fueron secuestrados el lunes 8 de enero, mientras realizaban su turno de guardia en la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) Wilson Franco, perteneciente a la parroquia Puerto Bolívar, donde ingresaron varios sujetos armados y amedrentaron a los uniformados para llevarlos contra su voluntad en una lancha con rumbo desconocido.

‘Los lobos’

Para su liberación, se coordinó con los diferentes grupos tácticos, unidades especializadas y el personal de infantes de marina, a fin de efectuar varios allanamientos en el sector 4 de abril, dejando como resultado la aprehensión de 8 ciudadanos, presuntos integrantes del grupo terrorista “Los Lobos”. Además, se obtuvo la liberación de los agentes del orden, quienes fueron trasladados a una unidad médica para la verificación de su estado de salud y el reencuentro con sus familiares. Cabe destacar que, los funcionarios policiales se encuentran sanos y salvos.

Los arrestados fueron identificados como: Luis F., de 66 AÑOS; Jorge S., de 28 años, quien registra antecedentes por tráfico ilícito de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización, por tenencia y porte de armas; Jhon N., de 21 años, que tiene antecedentes por robo; Diego P., de 23 años; Patricio P., de 33 años, quien registra antecedentes por violación de propiedad privada; Julio D., de 30 años, quien tiene antecedentes por ataque o resistencia, robo y tráfico ilícito de sustancias catalogadas sujetas a fiscalización; De La Cruz V., de 33 años, y Jhonny A., de 20 años

 

No terminaba la noche del 9 de enero cuando en la ciudad de Ambato, la Policía Nacional y sus servicios de Policía Judicial, Inteligencia y Preventivo, con el apoyo de unidades tácticas llevaron a cabo el operativo “Emperador I”, en el que se desarticuló una organización terrorista conformada por 17 integrantes pertenecientes al grupo terrorista ‘Los Lobos’. Este grupo, considerado terrorista, tenía previsto realizar atentados contra la ciudadanía, servidores policiales, militares e instituciones públicas mediante el empleo de armas de fuego y explosivos.

A través de técnicas de investigación se conoció que, en el sector del parque Troya, este grupo estaba organizando un atentado contra oficinas del servicio público, por lo que de inmediato se allanaron varios domicilios para evitar que ocurran estos actos delictivos en contra de la seguridad de esta ciudad. Cabe destacar que, de los 17 integrantes aprehendidos en este operativo, tres son privados de la libertad quienes evadieron las seguridades del CLP-Chimborazo, el día anterior. Además, se logró la captura de Geovanny F. alias ‘Cachete’, líder de ‘Los Lobos’.

Los detenidos poseen antecedentes como tráfico de sustancias sujetas a fiscalización, porte de armas, robo, receptación, asesinato, secuestro extorsivo, asociación ilícita, entre otros. En los domicilios allanados se encontraron los siguientes indicios entre vehículos, armas de fuego, inhibidores de señal, artefactos explosivos, alimentadoras, terminales móviles y cartuchos sin percutir.

La Policía Nacional también ejecutaba el operativo denominado “Nemesis 02”, en Quevedo, que permitió la aprehensión de 7 ciudadanos implicados en el secuestro de servidores policiales y la detonación de un artefacto explosivo al interior del vehículo patrullero en la provincia de Los Ríos. Unidades especializadas de la institución policial realizaron labores y diligencias investigativas a fin de lograr localizar a los responsables de este hecho terrorista; inmediatamente, las acciones coordinadas de la Policía con sus unidades y Fuerzas Armadas, tras varios allanamientos en el cantón Quevedo, aprehendieron a 7 personas presuntamente involucradas en el secuestro de los gendarmes. Además, serían los actores intelectuales de los hechos violentos en ese cantón.

Los aprehendidos Josué C., Jonas C., Edin M., Anthony P., Freddy M., ciudadanos extranjeros y Jorge M., Rómulo A., ecuatorianos, fueron puestos a disposición de la autoridad competente para que determine su situación legal. Entre los indicios se encuentran 5 vehículos retenidos, 4 teléfonos celulares, 4 armas de fuego, 1 motocicleta y 17 municiones, que fueron ingresadas al centro de acopio del sector para las investigaciones correspondientes.

Mientras, en la provincia del Guayas, tras la muerte de dos policías en el cantón Nobol a causa de la delincuencia, la Policía Nacional se desplegó de manera inmediata, acciones que permitieron la aprehensión de una persona, presunto responsable de este hecho terrorista. Fue entre las calles 24 de Mayo y Manabí, cuando se registró el acto terrorista en el que le arrebataron la vida a dos servidores policiales, Alex Paúl Taday Pucuna y Luis Gabriel Gualotuña Tercero, quienes presentaban varias heridas producidas por arma de fuego.  Los servidores policiales prestaban sus servicios en el circuito Nobol.

Se llegó a conocer que el asesinato de los policías presuntamente habría sido ejecutado por integrantes del grupo terrorista «Los Lobos»; los uniformados se trasladaron al domicilio de uno de los sospechosos y en el lugar lograron la aprehensión de Juan F., quien registra antecedentes por asesinato, robo, tráfico de sustancias, fabricación, uso y tenencia de armas. Asimismo, durante la intervención, los uniformados encontraron varios indicios vinculantes a este hecho.

 

spot_img

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad

spot_img

Últimas Noticias