19.7 C
Madrid
domingo, abril 14, 2024

Invertir el 2% del PIB en Defensa para 2030 generaría más de 25.000 empleos

Debe leer

Si España logra cumplir el objetivo de invertir el 2% del Producto Interior Bruto (PIB) en Defensa de aquí a 2030, se generarían más de 25.000 empleos a nivel nacional, según concluye el informe ‘¿Qué supone el aumento de la inversión en Defensa para la economía española?’, de la consultora NITID.

Eso es lo que, por cierto, prevén los compromisos adquiridos en el marco de la OTAN, de que la inversión en Defensa pase de 12.500 a 29.005 millones de euros en siete años, puesto que la subida presupuestaria será gradual.

2023 ha sido el año en el que los Presupuestos Generales del Estado han reflejado una subida en la inversión en Defensa sin precedentes. El contexto geopolítico de los últimos años se ha caracterizado por un repunte de conflictos armados como la invasión militar rusa de Ucrania, que ha obligado a los países europeos a recolocar la Defensa y la Seguridad en su lista de prioridades.

El Gobierno de España aprobó a finales de 2022 una partida de 12.500 millones de euros para Defensa, un incremento superior al 25% con respecto al año anterior. Esta decisión está en sintonía con el compromiso de España, reforzado tras la Cumbre de Madrid de junio de 2022, por alcanzar el objetivo de destinar un 2% del PIB a Defensa en el año 2030.

“En España está cambiando la percepción sobre la inversión en Defensa. El incierto contexto internacional actual está obligando a nuestras autoridades a reflexionar sobre la importancia de invertir y modernizar nuestras Fuerzas Armadas. Con este informe pretendemos ofrecer una perspectiva sobre el impacto económico que supondría alcanzar el famoso objetivo del 2% del PIB con el que España lleva años comprometida”, señala Daniel Ureña, presidente de NITID.

El aumento en la inversión de Defensa abre la puerta a la expansión de una industria española que satisfaga las necesidades de las Fuerzas Armadas. Este escenario de crecimiento, si se sostiene en el tiempo, no sólo traerá consigo un repunte de hasta el 1,35% anual en la tasa de crecimiento de la economía española, sino que contribuirá a la autonomía estratégica de España, de la Unión Europea y de la OTAN.

El informe apunta determinados efectos asociados al escenario que propone el Gobierno de España. Así, en caso de que se apruebe un aumento hasta el 2% del PIB, la inversión en Defensa pasará de 12.545 a 29.005 millones de euros. Puesto que la subida será gradual, el periodo 2022-2030 cerrará con un aumento acumulado de la actividad de 57.579 millones de euros. El impacto medio sobre la producción sería de 6.397 millones de euros por ejercicio, cifra equivalente a incrementar el PIB en un 0,53%.

De igual modo, el 47% de estos desembolsos generan un efecto arrastre sobre la producción, incidiendo en gastos indirectos e inducidos. El resultado de dichas actividades acumularía en 2022-2030 un efecto económico de 40.847 millones de euros millones de euros. El impacto medio sobre la producción sería de 4.539 millones de euros al año, lo que supone elevar el PIB en un 0,38%.

Por otra parte, el efecto tractor de la subida del gasto público en Defensa puede mejorar el impacto económico de las actividades privadas de dicho sector, que subiría de 7.200 a 18.457 millones de euros en caso de producirse el repunte presupuestario comunicado por el Gobierno de España. El impacto acumulado sería de 47.723 millones de euros, con un efecto anual de 5.302 millones, ampliando el PIB en un 0,44%.

En suma, refiere el informe, el escenario que se abre con la mejora del gasto en Defensa hasta el 2% del PIB tiene el potencial de generar un repunte de hasta el 1,35% anual en la tasa de crecimiento de la economía española. Al final del periodo, en 2030, la producción agregada del sector público y privado de la Defensa habría mejorado en un promedio de 16.239 millones de euros anuales.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad

spot_img

Últimas Noticias