18.3 C
Madrid
martes, mayo 21, 2024

Nassim Rais, nuevo presidente de FES: “Urge una nueva Ley de Seguridad Privada que responda a los nuevos retos”

Debe leer

El pasado 25 de abril el hasta ahora presidente de FES, la Federación Empresarial Española de Seguridad (FES), Fernando Flores, dejó, por motivos personales, todas sus responsabilidades en FES, FAS y AMES. Por tal motivo, FES hubo de renovar los cargos de la junta directiva, de modo que el comité ejecutivo quedó como sigue:

Como presidente, Nassim Rais Bentahar; vicepresidente 1º, Roberto Ureña Pérez; vicepresidenta 2ª, Silvia Lasheras Segura; vicepresidente 3º, Vicente de la Cruz García; secretaria general/tesorera, Carolina Martín García; y vocales José Ramón Becerra, Ángel Huete Belenguer y Federico Sánchez López.

El flamante presidente de FES, Nassim Rais Bentahar, hasta ahora su vicepresidente primero y actual presidente de la Asociación Provincial de Empresas de Seguridad de Sevilla (APESS), contesta las preguntas de Delta13News, empezando por sus planes al frente de esta nueva responsabilidad, pero profundizando también en la seguridad en un territorio paradigmático como es Andalucía en el ámbito del turismo, uno de los principales sectores económicos del país.

¿Cuáles son sus objetivos principales al frente de FES como nuevo presidente?

En primer lugar, FES debe profundizar y consolidarse en la representación del sector de la pyme sectorial, avanzar en presencia, enfrentarse a los grandes retos que suponen las nuevas tecnologías en la prestación de servicios, la ciberseguridad y la Inteligencia artificial, entre otros objetivos.

¿Cómo valora la importancia y la oportunidad que representa el asociacionismo en este ámbito de la seguridad?

Al igual que en el resto de sectores profesionales, el asociacionismo es fundamental para dar visibilidad y unión a un sector tan fundamental como el nuestro y así poder defender los intereses de las pymes. Uno de los fines de ir juntos de la mano es trabajar en la modernización y actualización del sector tanto a nivel tecnológico como normativo y legislativo.

Usted preside al mismo tiempo la Asociación Provincial de Empresas de Seguridad de Sevilla. Andalucía es ejemplo de turismo y el turismo precisa de seguridad. ¿Se puede decir que Andalucía es un caso paradigmático en el que fijarse en este sentido?

Bueno, a Andalucía le distingue que es una comunidad autónoma que creo que es la más grande de España. Son ocho capitales de provincia. Muchos monumentos históricos, mucho turismo y, por lo tanto, la seguridad privada es fundamental para dar protección a esas necesidades que demanda la sociedad y que demandan las propias Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como complementarios que somos.

El hecho de que Andalucía sea una región turística y que haya población asentada y estable de ciudadanos extranjeros que residen aquí, y que haya muchas viviendas que están vacías en invierno, con el riesgo que ello entraña en cuanto a okupaciones ¿Cómo se afronta la seguridad en este escenario?

Así es, el sector de la seguridad se ha tenido que adaptar a esa demanda, porque, como bien indica, en la zona de la costa, por ejemplo, hay muchas viviendas que durante 8 o 9 meses al año no están ocupadas y, por lo tanto, hay servicio específico del sector de la seguridad privada para dar solución a ese tipo de necesidades de seguridad, empezando por un servicio de custodia de llaves, una alarma conectada a una central receptora de alarmas, etcétera, y al final es una demanda que tienen, no solo los españoles, sino todo aquel que tenga un bien o un inmueble en España en general, no solo en Andalucía.

¿Es España un país seguro?

Yo lo considero un país seguro, no solo porque lo digan las estadísticas, que así es, sino porque tenemos unas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado bien cualificadas, con mucha formación y que es un bagaje a todos los niveles, tanto en terrorismo como en otras actividades que son muy importantes en el día a día. Y tenemos un sector como el de la seguridad privada, que hace muy bien su trabajo, como una fuerza complementaria a esa necesidad.

Ciberseguridad es lo último de lo último ¿Se han puesto ustedes las pilas frente a ello?

Sí, porque, al final, la ciberseguridad es una cosa que se introduce recientemente en el circuito, al igual que la inteligencia artificial y la seguridad privada lo que tiene que hacer, y de forma urgente, es adaptarse a esos cambios y regularizar mediante una ley un reglamento para poder adaptarnos a esas necesidades también en el mundo tecnológico.

¿Se siente el personal de seguridad lo suficientemente amparado desde el punto de vista legal en sus actuaciones por la reglamentación actual, por las leyes actuales o cree que habría que dar un paso adelante para dotar de una mayor protección a las empresas de seguridad y a sus empleados?

En absoluto estamos nada respaldados, básicamente porque seguimos teniendo una ley que se desarrolló en el 2014, pero que no ha tenido un desarrollo reglamentario posterior. Desde hace 10 años que se hizo la ley no tiene reglamento y, por lo tanto, tenemos que volver a un reglamento del año 92, la Ley 5/ 2014. Esa ley se desarrolla hace 10 años y está a falta de un desarrollo reglamentario, pero, a estas alturas, ya no queremos un desarrollo reglamentario, lo que necesitamos es una ley nueva, porque 10 años después no se puede desarrollar una ley de hace 10 años. Insisto, ha entrado la inteligencia artificial, la ciberseguridad y en el 2014 eso no existía y, por lo tanto, no demandamos un desarrollo reglamentario sino una ley nueva que ya recoja todo lo actual y que incorpore tanto la ciberseguridad como la inteligencia artificial, como todo lo novedoso que está entrando ahora mismo. Así que puedo afirmar que el sector urge una nueva Ley de Seguridad Privada que responda a los nuevos retos.

Imagino que todo esto se lo han trasladado a las administraciones competentes…

Por activa y por pasiva, pero la respuesta es que, entre cambios políticos, cambios de gobierno y demás, entienden que mientras que todo funcione, no hay ninguna urgencia y nosotros, lógicamente, cada vez somos más necesarios. No creo que nadie conciba un centro comercial sin seguridad privada, un aeropuerto sin seguridad privada, un transporte de fondo, conexiones al central del sector de alarma, respuesta de acuda… Pero no se le está dando a lo mejor la importancia real que tiene esa ley y ese reglamento, lo que nos lleva al sector a sentirnos poco menos de huérfanos.

Por cierto, no son pocos los eventos que se organizan al año en el ámbito de la seguridad ¿Para qué acudir a las ferias y eventos del sector?

Pues básicamente desde el mundo asociativo tenemos que estar presentes no solo con los fabricantes, sino con todo el sector, desde la parte de sistemas a la parte de componentes, a la de I+d, contra incendios, prevención de riesgos, la vigilancia… Desde FES concebimos que hay que estar en estos espacios para dar, no solo visibilidad al mundo asociativo, sino también para atender a nuestros asociados directamente.

 

 

 

spot_img

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad

spot_img

Últimas Noticias